Skip to main content
Stick-pies-zermat

Tips para el cuidado de tus pies: evita las ampollas y rozaduras en los pies

“Los pies son el sustento de nuestro cuerpo y tenemos que consentirlos, cuidarlos y protegerlos como lo haríamos con cualquier otra parte del cuerpo”.

Todas y todos alguna vez hemos sufrido ampollas, rozaduras o enrojecimiento en la piel de los pies. Sí, esas incómodas rozaduras que se pueden convertir en heridas o ampollas, pueden impedirnos gozar de nuestras actividades diarias como: salir a caminar, correr, o  practicar algún deporte. 

Uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos es encontrar un buen calzado, que no nos lastime al grado de provocar ampollas, rozaduras e inclusive heridas. ¿Te ha pasado?

Esto se puede ocasionar debido a distintos factores por ejemplo: el material con que se elabora el calzado, en ocasiones es muy rígido, el plástico en los zapatos es uno de los tantos materiales que genera incomodidad.

El cambio de tiempo, como en el invierno solemos tener los pies muy bien protegidos del frío, con calcetín o mallas, es más frecuente el uso de zapatos como botines, botas o aquellos que estén totalmente cerrados, por ende no están acostumbrados a las rozaduras y fricciones directas de los zapatos.

Sin embargo, durante épocas calurosas que abarca la mayor parte del año, nos podemos enfrentar aún más con este tipo de situaciones ya que los pies se hinchan, lo que causa que nuestro calzado se vuelva incómodo y nuestro pie entre en contacto directo con él y sufrir más las rozaduras y/o fricciones, que si no se cuidan debidamente resultará en una ampolla.

Es muy fácil saber si estamos siendo víctimas de la aparición de una ampolla; (regularmente se generan a los costados, en la parte de atrás arriba del talón o en el empeine de los dedos). Ya que se presentan los siguientes síntomas:

– Enrojecimiento de la piel y molestias al rozar esa parte del pie. Esto nos indica que nuestro calzado nos está lastimando y muy pronto aparecerá un ámpula o ampolla. ¡Puedes prevenirlo!

– Ablandamiento y levantamiento de la piel. Aquí ya tenemos una ampolla formada, y ahora debes cuidarla para evitar que se infecte la zona.

Prevenir es mejorar que curar

Tus pies deben lucir radiantes en todo momento, evitar la formación de estas molestas ampollas, heridas o rozaduras será tu mejor arma. Mantener tus pies humectados hará que estén más suaves y sean menos propensos a sufrir heridas, Zermat tiene para ti un producto, practico y multifuncional que seguro amarás.

Se trata de un STICK ANTI-FRICCIÓN EN BARRA formulado con cera de abeja y aceite de limón, que le brindarán a tus pies la protección que necesitan día a día.

BENEFICIOS:

  • Ayuda a reducir el roce por la fricción del calzado
  • Protege tu piel contra raspones y ardor.
  • Ayuda a prevenir la formación de ampollas en los pies.
  • Ayuda a suavizar la piel.
  • Tamaño practico que puedes traer en tu bolsa.

MODO DE USO:

Con el pie limpio, aplica el producto en las zonas donde ya sabes que tu zapato o sandalia te causa molestia.

Déjalo secar unos segundos y luego cálzate; el stick anti fricción crea una barrera fina e invisible, muy suave, lo cual permite su uso con cualquier tipo de calzado.

TIP

  • Multifuncional puede utilizarse en cualquier otra parte del cuerpo para prevenir roces, como en la entre pierna, paracodos, rodillas y talones con resequedad.

Ahora ya sabes cómo prevenir molestias por rozaduras, llévalo siempre contigo y disfruta de todos tus zapatos con comodidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *